Soluciones en fincas

Podemos gestionar un amplio tipo de propiedades inmobiliarias

No todos los patrimonios inmobiliarios son iguales. Desde la gestión más habitual, la Comunidad de Propietarios, a la Mancomunidad, la gestión de patrimonios en rental o alquiler, así como la gestión de las Comunidades de bienes y sociedades patrimoniales como vehiculo de gestión fiscal y sucesoria del patrimonio familiar.

Nuestra experiencia para la gestión patrimonial, adquirida tras más de 20 años volcados en la gestión y administración de fincas en régimen de arrendamiento y comunidad de bienes, y en los últimos años además en régimen de comunidad de propietarios nos permite aportar seguridad a nuestros clientes administrador. La combinación de abogados y economistas, ejeciciendo como administradores de fincas, nos da una visión amplia de su gestión.

Los aspectos jurídicos, fiscales, contables y financieros son estudiados para cada solución propuesta a nuestros clientes.

Comunidad de Propietarios

  • Constitución.
  • Gestión y administración.
  • Control de los proveedores y servicios.
  • Juntas Ordinarias, extraordinarias,  de Gobierno.
  • Seguimiento de acuerdos.
  • Visitas periodicas constantes.

Edificios en régimen de alquiler

  • Contratos, fianzas, revisiones renta, vencimientos.
  • Selección arrendatarios.
  • Gestión impagos y reclamaciones judiciales.
  • Liquidaciones a propietarios.
  • Gestión fiscal (IVA, IRPF, Renta, 184…).

Comunidades de bienes

  • Constitución, estatutos, formalización.
  • Liquidaciones fiscales periodicas.
  • IRPF de los comuneros.
  • Resumenes anuales, modelo 184.
  • Planificaciones patrimoniales.

Asesoramiento para el alquiler

  • Redacción de contratos y resoluciones.
  • Gestión de fianzas, y contratos con suministros.
  • Asesoramiento fiscal al propietario.
  • Asesoramiento y tramitaciones de ayudas al arrendatario.

Gestión patrimonial a la medida de cada persona.

Desde la administración de su comunidad de propietarios donde esta integrada su vivienda o local, hasta el patrimonio familiar más complejo tendrá el tratamiento adecuado para su mejor gestión.

En algunos casos primará la gestión y la organización; en los patrimonios más complejos, además la planificación de su futuro más inmediato. Desde la jubilación del titular de la actividad, hasta la transmisión intervivos o mortis causa de los patrimonios inmobiliarios familiares.